El Druida del Marketing – Marketing Lucrativo

El Packaging

El avance de las nuevas tecnologías hace que cada día sea más complejo diferenciarse de los competidores ya que estos, pueden imitar rápidamente las innovaciones que se producen. Baste con observar las mejoras en los automóviles para constatar que a poco que se produzca una innovación todas las marcas disponen de ella en poco tiempo. Es por ello que los elementos que contienen a los productos cada vez son más y más importantes para encontrar diferencias y posicionarse más cómodamente.

Cuando en un paseo por el supermercado nos fijamos en los lineales de champús o de las colonias las diferencias observables se limitan casi siempre al Packaging o conjunto de elementos que “acompañan” al producto. Los colores, la ergonomía, los materiales empleados, las etiquetas y contraetiquetas, los elementos decorativos, las promociones y otros muchos elementos se integran en el packaging del producto.

Podemos definirlo como el conjunto de elementos visuales que permite presentar el producto al posible comprador bajo un aspecto lo más atractivo posible, transmitiendo valores de marca y su posicionamiento dentro de un mercado.

El packaging facilita la:

  • Percepción
  • Diferenciación
  • Identificación
  • Función espejo (la publicidad del producto)
  • Argumentación
  • Información
  • Seducción
  • Fidelización

de los productos.

Tipos de test que se realizan a los envases:

  • Cámara visual: Para ver el movimiento de los ojos
  • Taquitoscopio: El taquitoscopio de proyección consiste en un proyector de diapositivas capaz de proyectar diapositivas a gran velocidad de las imágenes de los packaging que se someten a la prueba. Esta prueba nos permite conocer:
    • La atracción de la atención (o impacto)

    • La identificación del productos.

    • El reconocimento de la marca

  • Visuómetro: Consiste en situar en medio de la trayectoria visual filtros que permiten ver el envase con dificultad. Aumentando la luz entre el observador y el envase es posible:
    • Identificar el producto
    • Reconocer la marca
    •  Hacer visible el etiquetado

  • Luminotecnia
  • Distancia visual mínima y máxima
  • Ángulo de visibilidad

El color

El color es el elemento visual más complejo y el que mayor vinculación tiene con las emociones. La mayoría de los consumidores recuerdan un packaging más por su color que por su nombre o marca. Desde un aspecto de marketing el color persigue:

• Crear un estímulo de venta: provocando la atracción del comprador y favoreciendo la efectividad del mensaje.

• Mejorar la presentación del producto: haciéndolo más atractivo y ayudando a dar la dimensión y volumen precisos a los productos.

• Diferenciarlo de la competencia.

• Posicionar el producto: dándole personalidad.

La visibilidad es el poder que posee el color para captar la atención del consumidor. Todo color emite unas vibraciones, que son percibidas por el ojo y transmitidas al cerebro para su identificación. El grado de intensidad de las vibraciones producidas por los colores, de mayor a menor, es el siguiente:

El tiempo que se tarda en ver un color constituye la percepción. La percepción de un color afecta a su eficacia en el lineal. De mayor a menor, la lista sería la siguiente:

 

El tercer factor importante en el color es el contraste. Éste es la relación que se establece por la asociación de dos o más colores. Las investigaciones establecen el siguiente orden de mayor a menor:

Las formas

La forma visual básica es la línea. Su forma y longitud determina su significado en la sintaxis visual.

• La línea recta: impresión de tranquilidad, de solidez y serenidad. Es masculina.

• La línea curva: impresión de inestabilidad, de dulzura, de alegría. Es femenina.

• La línea fina: sugiere delicadeza.

• La gruesa: energía y resolución.

• La línea larga: evoca un sentimiento de vivacidad.

• La línea vertical: atrae la mirada hacia la altura.

• La línea horizontal: sugiere reposo.

El conjunto de líneas y sus revoluciones construyen las formas. Éstas toman su significado de las mismas lineas que las formen. El tercer elemento básico de comunicación son los textos. La legibilidad es superior en aquellos textos con minúsculas frente a los que están compuestos totalmente con mayúsculas. La composición con mayúsculas y minúsculas proporciona formas más características, que identifican mejor y más rápido las marcas y submarcas.

Algunos ejemplos de Packaging que me gusta: